Corcho

¿Qué es?

El corcho es la corteza del alcornoque, un tejido vegetal que en botánica se denomina felema y que recubre el tronco del árbol. Cada año, crece una nueva peridermis que se superpone a las más antiguas, formando así esta corteza. El corcho puede presentarse en bruto, como producto directo de la extracción de la corteza del árbol o elaborado para su utilización en diferentes áreas.

Aparte de ser un material orgánico y natural, el corcho tiene unas propiedades muy interesantes.

Para empezar su ligereza; elasticidad, ya que recupera su forma con facilidad después de compresiones; impermeable; es fácilmente manejable, sobre todo cuando está húmedo se pueden realizar mejores cortes; aislante térmico, presenta una resistencia al paso del calor treinta veces mayor que el hormigón y el bajo contenido en agua hace imposible la proliferación de microorganismos. Todas estas cualidades le hacen un material muy interesante para explotar.

El sector del corcho español se concentra principalmente en tres comunidades autónomas: Andalucía, Extremadura y Cataluña. En este sentido, España tiene 506.000 hectáreas de alcornocales que representan un 25% del total mundial.

El proceso de obtención del corcho es un proceso delicado realizado por profesionales, y la calidad del corcho depende de los años del árbol. Una vez separado el corcho se guardan en astilleros con normas restrictivas, el tiempo mínimo que pasarán almacenados antes de ser industrializados es de seis meses. (Ver más)

¿Dónde lo encontramos?

Evidentemente todos sabemos dónde encontrar pedazos de corcho. El principal producto de corcho son los tapones de botellas de vidrio que contienen un buen vino, aceites u otros líquidos. Antes estos productos se fabricaban de corcho natural 100%, pero ahora se han insertado tapones hechos con otros materiales. También podemos encontrar corcho en forma de láminas, en paneles con fines acústicos o decorativos.

Siempre será fácil identificar el corcho porque curiosamente los objetos hechos de este material adquieren su nombre oficialmente, lo que ha llevado a que a tapones hechos principalmente de plásticos con un aspecto similar al del corcho se les sigan llamando con su nombre, pero sus propiedades no son las mismas, y su reciclaje tampoco.

Reutiliza

Y por qué será importante reutilizar los corchos, si son orgánicos, naturales, renovables y 100% reciclables, pues porque no existe ninguna empresa que los recicle oficialmente, entonces se deben tirar en el contenedor de orgánico, perdiendo una gran cantidad de material con unas cualidades interesantes que se pueden aprovechar en nuestros diseños y creaciones y al mismo tiempo dando fuerza a un material que necesita de un fuerte impulso para que no sea sustituido por otros no tan respetuosos con el medio ambiente. En España, muchos de los corchos para botellas son reutilizados para nuevas vendimias, pero si no tenéis algun cercano con una bodega y unas botellas que cerrar, seguramente encontreis la forma de darles un uso diferente. Aquí abajo encontraréis algunas recetas con corcho para inspiraros, y si tú tienes alguna, ¡compártela!.

Recetas con Corchos

Categorías: Qué hacer con

Sin comentarios aun. ¡Deja el primer comentario!

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.