Primeros pasos

1

Crea una cuenta de usuario

Crea tu propia cuenta de usuario y conéctate. Las funcionalidades de la plataforma no son accesibles a los usuarios sin una cuenta. Registrarte es fácil: rellena los campos y tendrás una nueva cuenta creada para al instante. Sólo son obligatorios un nombre de usuario, email y contraseña. Los demás son opcionales, pero ampliarán la información que otros usuarios tendrán de ti. En todo momento podrás acceder a tu perfil y añadir/modificar tus datos.

2

Comparte una receta

Todas las personas con una cuenta pueden crear nuevas recetas o modificar una existente para mejorarla. Hemos intentado que la interface sea lo más simple e intuitiva posible. En el menú principal encontrarás el botón de Subir Receta

3

Elije bien el título de tu receta

En términos de optimización de búsqueda, es interesante que dediquéis un momento a pensar sobre el nombre de vuestra receta.

Escribe diréctamente el nombre del objeto, sin artículos definidos ni indefinidos (la, el, los, las, un, una, unos, unas).

No empieces el nombre de la receta con los verbos ‘crear’ o ‘fabricar’. El verbo no aporta ninguna información al visitante ya que está buscando una creación y ya sabe que se refiere a crear o fabricar alguna cosa.

4

Escribe una decripción que explique el por qué

Describe y comparte la historia que hay detrás del proyecto. ¿Por qué lo hiciste? ¿En qué contexto? ¿Qué lo hace especial y único? ¿Con quién?
Cualquiera que sean las razones, los visitantes entenderán mejor el proyecto si muestras la historia de fondo. Así que en este campo puedes compartir el “por qué” y toda aquella información ampliada que te parezca necesaria compartir.

El primer párrafo del texto aparecerá debajo de la imagen destacada de la receta, y luego el texto completo en el apartado Memoria.

5

Utiliza buenas fotos!

La calidad de las fotos el el primer factor que animará a otros a visitar tu receta y entenderla.

Incluye fotos que sean originales, luminosas, nítidas y enfocadas.
Fotografía cada una de las acciones que realices.
Sitúa la acción o el objeto a destacar en el centro de la fotografía.
En la medida de lo posible utiliza fondos planos.

6

Separa la receta en pasos replicables

La mejor receta es la que es replicable. Toma tu tiempo en separar el proyecto en pasos que permitan entender el proceso completo, utilizando al menos una foto o diagrama más un texto explicativo en cada paso. Para los pasos o acciones complicadas no dudes en mostrar más fotografías.

7

Utiliza frases sencillas, revisa la gramática y la ortografía.

Para hacer las recetas más fáciles de entender, utiliza frases sencillas y evita los errores ortográficos y gramaticales. Los usuarios no suelen destacar las recetas que les son difíciles de entender, a pesar de que sean buenos proyectos.

8

Lista los ingredientes y las herramientas

Lista bien los materiales y herramientas que has usado para hacer tu objeto, añadiendo también las cantidades. Para optimizar las búsquedas, intenta utilizar los términos más frecuentes.

9

Adjunta planos y archivos

Aunque no es obligatorio, es un plus. Los usuarios aprecian si se incluyen planos en PDF, archivos DXF o otros recursos descargables que ayuden a replicar los proyectos.