percheros que cuentan historias

Receta publicada: 15/07/2017
Receta modificada: 15/07/2017
Dificultad
Tiempo de construcción
12 horas
Tipología de objeto
Licencia
percheros que cuentan historias por yael está bajo licencia Creative Commons — Reconocimiento
Archivos adjuntos
No votes yet.
Please wait...
percheros que cuentan historias

Me gusta la madera. Amo la madera. Me gusta su olor, su tacto,  sus colores , todo lo que nos brinda…….. Un día encontré una carpintería cerca de donde vivía que se deshacía diariamente de montones de hermosas maderas.  A sí que decidí ir habitualmente a llevarme algunas cajas llenas de ellas. Llegué a recolectar tantas que había ocupado medio departamento con maderas. Y así estuvieron en remojo, en barbecho, días y meses, y meses y días. Pasado el tiempo…

Ver la Memoria completa



Preparación paso a paso

  1. Se busca una madera, dependiendo la medida que se quiera hacer, luego se piensa cuantos puntos para colgar tendrá, se toman medidas para que quede más o menos equilibrado. Luego se necesitan unas maderas tipo tubo redondas de 6 u 8 o 10 mm, pero también se puede usar cualquier otro material, tipo metal o incluso tornillos, depende siempre de qué se pretende colgar para tener en cuenta si soportará el peso. Así que una vez tenemos los pitutos hacemos los agujeros de acuerdo al tamaño de los mismos. y Aprovechamos para realizar dos agujeros que servirán para colgar el perchero a la pared. Luego la parte artistica es a gusto y piacere de quien lo haga, ahí se trata de abrir la imaginación y con un poco de maña organizar, hay un poco de prueba y error, y encontrar la manera de que quede bien. e voila.

Me gusta la madera. Amo la madera. Me gusta su olor, su tacto,  sus colores , todo lo que nos brinda……..

Un día encontré una carpintería cerca de donde vivía que se deshacía diariamente de montones de hermosas maderas.  A sí que decidí ir habitualmente a llevarme algunas cajas llenas de ellas.

Llegué a recolectar tantas que había ocupado medio departamento con maderas.

Y así estuvieron en remojo, en barbecho, días y meses, y meses y días.

Pasado el tiempo tuve la gracia de mudarme a un hermoso lugar en la naturaleza.

No recuerdo cómo surgió la idea exactamente, creo que una amiga me preguntó si me copaba pensando un perchero para su casa.

Y así fue como jugando con las maderitas surgieron estos percheros , de casualidad, como ocurren las cosas cuando jugamos…..

Son percheros que cuentan historias,  que narran imágenes,  que recuerdan canciones,….. poemas en madera.

Cada uno es diferente  y nunca se cómo será el que sigue. Me gusta la idea de crear arte funcional. De alguna manera es una obra de arte, en tanto es único e irrepetible, no uso plantillas, ni modelos, ni moldes. Me paro ante cada uno de ellos de igual manera que me paro al hacer una escultura. Pero me gusta que a su vez tengan una función , me  gusta la idea de darle sentido.  Arte con sentido ( o consentido).

Y de paso tambien siento que vuelvo a darle vida a esas maderas  descartadas, que a demás son hermosas, el hecho de que hayan ya sido usadas, a mi modo de ver les otorga un plus grande de  belleza, también hay historia en cada una de ellas, fueron, ventana, puerta, techo, mesa, pata, cajón,  fue pintada, de un color tras otro, o fue lustrada, tantas cosas……soles y lunas……….

Convertir un objeto cotidiano en un objeto artístico.

Sin comentarios aun. ¡Deja el primer comentario!

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.